martes, febrero 17, 2009

Apuntes de Ocoa Etapa superior del Constitucionalismo "II"


 Por Moisés Iturbides

 A eso de la cinco de la tarde del 16 de febrero de 1973 el entonces coronel Hernández Beato “El Maco” estacionó su carro frente a la residencia del doctor Read, dentista, cariñosamente llamado por los ocoeños “El Curro” un adolescente se acercó al hotel Marién y me dijo que el coronel me estaba buscando, estaba a unos 50 metros de distancia, ignoro porque no llegó al hotel, nunca lo visitó, el comandaba el helipuerto improvisado para las operaciones antiguerrilla y de tarde en tarde le visitaba puesto que éramos amigos.

 El Maco me dijo; periodista busque su libreta y su fotógrafo que el jefe de la fuerza lo mandó a buscar, lo espero aquí. De inmediato me dirigí al hotel le dije a José Morillo busca tu cámara el Secretario de las FFAA nos mandó a buscar  con el coronel Hernández Beato, subimos al carro y el alto oficial se dirigió a un helicóptero estacionado en el helipuerto y que piloteaba el coronel Manzano.

 Arribamos la nave  y despegamos inmediatamente ya en el aire nos dijo vamos a Nizaíto donde los esperan el contralmirante Jiménez hijo, el general Pérez y Pérez y otros oficiales superiores poco minutos despues la nave se posó al borde de la carretera en Sabana Kely, Nizaíto donde antes estuvo el aserradero de José Delio Guzmán como informamos ayer.

 Jiménez Hijo caminó hacia nosotros me saludo y me dijo te he mandado a buscar para un asunto desagradable pero he preferido que seas tu porque se que conoces muy bien al coronel Caamaño y como han hecho circular versiones de que no es él quien estaba al frente de la guerrilla y que ha muerto esta tarde… sentí un calor enorme a pesar de que la temperatura era dos grados centígrados bajo 0 Celsior, le di la espalda y mis ojos se llenaron de lágrimas - Comprendo tu dolor y tristeza comentó el general.

 Luego le di el frente, le mire a la cara y agregué vamos a trabajar, vamos Morillo es nuestro deber como periodistas caminamos unos 25 o 30 pasos hacia donde estaban los Generales Pérez y Bouchamps Javier a más de otros oficiales de menor grado, no estaba el general Ramiro Matos y me dijeron que estaba en Montenegro porque estaba muy afectado de la gripe.

 A manera de abrir de nuevo el diálogo Jiménez hijo comento: tu reporte de hoy en El Nacional es correcto hubo los tres combates, el camión atacado por la guerrilla la noche anterior no estaba ocupado por militares. Estaba estacionado y mientras las tropas  descansaban en el recodo de la curva, se refería al contingente comandado por el mayor Solano Hernández como comenté ayer.

 Jiménez hijo agregó, Caamaño murió cerca de las tres de la tarde y sostuvo solo el tercer combate, no ofreció muchos detalles al preguntarle si fue interrogado, me contestó escuetamente, “no murió en el combate”, ante esa respuesta le pedí que me mostraran el cadáver, a seguidas le ordenó a un joven capitán que me acompañara ordenándole que diera todas las facilidades de que requiriéramos Morillo y yo para identificarlo.

 Inicié la revisión del cadáver observando una pequeña y vieja cicatriz que Francis tenía  debajo del mentón derecho, luego tome su mano derecha para ver una mancha indeleble que tenía en la uña del dedo mayor de la mano derecha, noté que le habían crecido algunos pelos en su amplia frente calva, la bala presentaba un orificio de entrada sesgado como apunté ayer procedimos ayudado por dos rasos del ejército a levantarle la chaqueta y la camisa en busca de rastros de tortura, buscamos en el pecho el cuello y la espalda, no presentaba señales de golpes o rasguños y dimos por concluida la revisión.

 Todas las fotos de ese episodio que se han publicado corresponden a El Nacional, el señor Porfirio Thomas del Listín Diario, se apropió del rollo y llamó a Valoy para revelarlo y publicarlo en la edición de la mañana de ese matutino, mañana explicaré como sucedió.- Continuará mañana

 

No hay comentarios.: