jueves, mayo 15, 2008

E’ Pa’ lante Que Vamos pero llegaremos al infierno.

Indira, Vantroy, Ciertamente primos: Si, es pa’ lante que vamos. Aunque por ese camino lleguemos al infierno.

Decía alguien que los pueblos hacen su historia, y ello en gran medida resultante de las luchas y contradicciones desarrollada en su interior. En ese proceso cada sociedad o país tiene y se da el gobierno que se merece en cada momento de su historia, y ciertamente ello depende del nivel de conciencia política social y política que tenga ese pueblo de los males que les aquejan, de las burlas e ignominias que les acechan. Es esto lo que determina que cada pueblo tenga el gobierno que merezca en cada momento de su historia. Es una manera de expresar el como las víctimas se convierten a la vez en victimarios de su propio destino.

Durante 30 años el criminal Rafael Leonidas Trujillo impuso su dictadura a sangre, fuego e ignorancia, y la intelectualidad criolla y los medios de comunicación fueron co-responsables para que ese nuestro pueblo la aceptara con cierto grado de sumisión. Gracias a la acción de un grupo de intrépidos valientes se provocó su caída, y parte importante de ese pueblo, en primera instancia salió a llorar la ejecución de su verdugo. Solo después de ello pudo comprender tanta ignominia.

El Doctor Leonel Fernández y la cúpula del PLD, han pretendido gestar otra ignominia; enterrando ese Boschismo, que aunque inepto para impulsar transformaciones revolucionarias de la sociedad Dominicana, estaba revestido de cierto moralismo y pulcritud que guardaba mucha distancia con las ejecutorias de sus dos grandes creaciones políticas. Leonel Fernández para poder empezar a cosechar la pretendida herencia de ese Balaguerisno históricamente comprometido con el robo, la sangre y el lodo, se proclama su más exquisito emulador, y más allá, tanto Peeledeístas como Peerredeístas se han encargado de querer borrar de la memoria histórica del pueblo sus lúgubres enseñanzas, sus garras, cienos y la sangre vertida de parte de lo más preciado de nuestra juventud en Abril y después de Abril 1965. Ayer, para ofensa de nuestros mártires y la dignidad nacional, declarándolo padre de la democracia y ahora proclamándose así mismo sus herederos históricos. Para esa pequeña burguesía trepadora, vale más el oportunismo y la búsqueda del beneficio mezquino, que la irrefutable verdad de nuestro proceso histórico reciente. Que tan bajo han caído los Boschista, que han tenido que refugiarse en esa figura de la maldad y el oprobio. Ese quien tanto se benefició de la ignorancia de ese pueblo, quien por un lado fomentaba la miseria y la pobreza de las grandes mayorías, y por el otro regalaba funditas de comida, para que ese pueblo respaldara su latrocinio y entreguismo, tal como decía Narcisazo.

El PRD, el primero de los partidos creados por BOSCH, sentó precedente en esos haberes, y sus dirigentes suben al poder a apropiarse del patrimonio público, y mantener ese pueblo sumido en la ignorancia y el atraso.

El PLD no ha querido quedársele atrás a esos desgobiernos, y han continuado con nuevos métodos para apropiándose del dinero y el sudor del pueblo Dominicano. Ahora ya no son los trescientos millonarios que creó la corrupción Balaguerista, sino que tratan de multiplicarlos con creces a esos que amasan fortuna a costa de la miseria del pueblo Dominicano, pues ya no le bastan los grados a grados de obras sobrevaluadas entregadas a piratas y casas recompensas co-partidarios conectados con la Droga, sino que han legalizado a niveles sin límites la expropiación del erario público, validando salarios a decenas de sus funcionarios que van de los 2 y 3 millones mensuales, en un país que el salario mínimo anda por 3 y 5 mil pesos mensuales. Ahora reinciden en su nuevo PEME, después de ser capaces de auto exculparse de dicho hecho, y ahora tratan de justificar sus nuevo esquema de Nominas - Comités de Bases, para de forma descarada expropiación del dinero del pueblo y entregarlo a los vagos y membresía, no como compensación de un trabajo, sino por meritos politiqueros. Hasta el Doctor le queda corto. Esa vulgar práctica le ha permitido liberarse de la presión de los empleos público de la membresía, y así poder entregar las dependencias y Secretarías gubernamentales a los tránsfugas de todo color y matiz que también estén buscando su pedazo del pastel de la riqueza del pueblo, sin valerle un comino el bienestar y progreso real de ese pueblo.

E’pa’ lante que vamos. Ya lo había hecho con la venta como vaca muerta del patrimonio público en el periodo 1996 – 2000. Desvertebrando, regalando y robándose la corporación Dominicana de Electricidad, entregándolasela a aventureros extranjeros que hoy nos venden la energía eléctrica más cara del mundo. Ello sin contar los apagones que recibimos, o que decir del subsidio que el gobierno dedica a ese renglón, que junto al subsidio del gas propano representa 2/3 del presupuesto de salud y educación juntos. Y que no decir del desastre que hicieron con las empresas de CORDE y los ingenios del Consejo Estatal del Azúcar, y la expropiación y reparto de muchos de los terrenos de ese emporio entre funcionarios y empresarios privados.

Es lamentable ver como se embrutece a ese pueblo bajo las falacias de PROGRESO, dizque que un Metro, que representa más una especie de circo. Y que decir de nuestra falsa democracia en que los políticos se salen con la suya después de todo proceso electoral, y hacen las cosas a como mejor les venga a los grupos que representan. Imagínate las condiciones en que nos los impusieron. Ya veremos que pasará con un servicio cuyo costo de mantenimiento y valor de la tarifa no esta al alcance del presupuesto familias y donde tendremos que subsidiar las 2/3 parte de dicha tarifa. Además, es una obra sobre-valuada para permitir que algunos usureros se apropien de parte de la sangre de este pueblo que hoy se cae a pedazo por el hambre y la miseria, por que lo que devenga no le alcanza para vivir, gracias a las políticas impuestas por esos tres, cuatro o cuantas sean partidos tradicionales. Esa falacia de que E’ pa’ lante que vamos es impuesta en parte por esa campaña propagandística abusadora de compra y manejo de medios de comunicación y periodista que también reclaman y cobran su parte.

Esa euforia tiene sus limites, y pronto empezará a desplomarse porque esta cimentada en falacias y engañifas, como diría un amigo. Una encuesta reciente sobre los problemas que más preocupaban al Dominicano reflejó que el Desempleo, con 76.6 por ciento, el alto costo de la vida, con un 75.7 por ciento y la delincuencia e inseguridad, 58.5 por ciento, constituían sus principales problemas. En menor rango porcentual, pero de no despreciable importancia, también estaban la pobreza con un 56.8%, el narcotráfico 52.9% y la corrupción 43.1%.

Indira. Como se concilian esas preocupaciones con el "es pa’lante que vamos".

Sin despreciar la importancia que constituye el desarrollo de las infraestructuras de una sociedad para avanzar, sería extremadamente ingenuo reducir el progreso a ello. Con esos criterios estaríamos apoyando a los colonialistas que le sucedieron a la conquista, o caeríamos en el culto de los regímenes fascista de ayer y de hoy. La superioridad de un régimen político sobre otro depende fundamentalmente de su superioridad social. Un gobierno por más obras de infraestructuras que desarrolle, (aunque exista una correlación positiva entre una y otra), será socialmente inferior a aquel que se enfoque en la superación integral del ser humano. Aquel que le asegure mejores condiciones de existencia social y humana, es decir mejor participación en el reparto de la riqueza material y espiritual, y la capacidad para el disfrute de existencia. Pero ese modelo económico y social que han instalado y expandidos los tres grandes partidos y sus respectivos satélites en RD, han constituido verdaderas barreras para la concreción de tales aspiraciones. Todos ellos solo han conducido a que hoy día e 20% más rico del país se apropia del 56% del ingreso nacional; sin embargo el 20% más pobre apena se apropia del 4%. Donde en pleno siglo XXI, el 83% de la población carece de seguro medico, y la seguridad social es todavía un sueño inalcanzable, donde el 16% y 27% de la población nacional y rural son analfabetas formales, pero que las mismas se duplican si se modifica la conceptualización de alfabetizmo del siglo pasado. Progreso en un país donde el 56% de la población no tiene servicio sanitario en el siglo XXI, y donde para poder excretar todavía dependen de letrinas. Donde las cifras del banco central a pesar de estar manipuladas reflejan tasas de desempleo del 17%, (el 52% de la población ocupada son en realidad chiriperos, venduteros, sirvientas, y otros trabajadores por cuenta propia), y donde el costo de la vida requieren de unos $25,000 pesos mensuales para poder cubrir el costo de la canasta familiar.

De todo ello ha sido co-rresponsable el PLD, y ha esa cruda realidad tendrá que enfrentarse después del 16 de Mayo, cuando esa crisis galopante que permanece latente emerja, y salga a flote y cuando ese pueblo se sacuda de la ignorancia y la ignominia y cuando decida definir por si misma, y ser dueña de su propio destino.

Felix Severino